El bibliotecario está leyendo a Luis Gusmán

GusmánDignidad, se lee en el epígrafe, que no podría ser otra que la de la cosa freudiana. El nachtränglich produce un efecto de lectura extraterritorial. Efecto retroactivo que “articula la verdad de lo precedente”. Pero este efecto no está articulado, se articula cada vez, extraterritorialmente respecto del enunciado; si es posible decirlo así, se produce entrelíneas más cerca de la enunciación que del enunciado” (Gusmán, 2015, 15).

Compartir
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

« Córdoba. Ciclo de entrevistas: De letras y lectores. Entrevista a Federico FalcoEl bibliotecario está leyendo a Miller »