Discurso del amo, discurso universitario

Diego Monti*

Resumen:

El discurso universitario parece cumplir la función de perpetuar el discurso del amo. En él, es el saber el que se ubica en el lugar del agente, siendo a partir de ahí que el circuito se moviliza. El saber como agente dirigido a otro, estudiante, objeto. Pero, ¿sobre qué base este saber marcha hacia otro para producir sujetos llenos de preguntas?

Palabras claves

discurso – amo – universitario – saber – verdad.

Abstract

The Discourse of the Univerity seems to fulfill the function of perpetuating the Discourse of the Master. In it, it is the knowledge that is located in the place of the agent, being from there that the circuit is mobilized. The knowledge as an agent directed to the Other, the student, the object. But on what basis does this knowledge march toward the other to produce subjects filled with questions?

Keywords

discourse – master – university – knowledge – truth.

 

 

Tal como lo expresa Lacan,  para que un discurso pueda funcionar debe existir un padre, o mejor dicho, lo que queda de un padre que ha muerto: “la muerte del padre, en tanto se hace eco de este enunciado que tiene un centro de gravedad nitzscheano, de este anuncio, de esta buena nueva, que Dios ha muerto, no me parece, ni mucho menos, de naturaleza tal que deba liberarnos” (Lacan, 1992, 126).

De esta manera se localiza, por ejemplo en el discurso del amo, el significante S1 en el lugar del agente: ahí se ubica el imperativo categórico a partir del cual ese discurso se moviliza.

Ahora bien, ¿qué pasa cuando el discurso del amo ya no tiene la misma forma que antes, debido a que con el cambio de época el amo necesariamente se ha modificado, y su imperativo ha mutado? ¿Basta con el discurso del amo para que dicho amo se perpetúe como tal? ¿O, bajo el velo de la modernidad, otro aparato acentúa los efectos de un amo en desuso?

El discurso universitario, parece cumplir la función de perpetuar el discurso del amo. En él, es el saber el que se ubica en el lugar del agente, siendo a partir de ahí que el circuito se moviliza. El saber como agente dirigido a otro, estudiante, objeto. Pero ¿sobre qué base este saber marcha hacia otro para producir sujetos llenos de preguntas? Lo hace sobre la base de una verdad, la cual puede saberse siempre a medias, fundada justamente sobre el  significante amo. De esta manera todo el saber está autorizado ahí, en ese lugar de la verdad ocupado por S1. Es este el modo en que el amo funciona directa o indirectamente, como agente o como garante de ese saber, por ello todo-saber, como discurso universitario o de difusión científica.

 

* Miembro activo de la Fundación Salto. Coordinador general del Instituto de la Fundación Salto.

 

Bibliografía:

Lacan, J. (1992). El reverso del psicoanálisis. Buenos Aires: Paidós.

Compartir
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

« Estructuras discursivas y no estructuras clínicasLa influencia de la “Mala Vida” en Córdoba y los circuitos de su retorno »